El informe

PROLONGÓ SU INVICTO Y SE METIÓ EN CUARTOS


Después de un flojísimo primer tiempo con una leve tendencia en favor del Porve, quien hubiera imaginado cinco goles en el complemento y una goleada del Portaviones.
Primero porque estaba jugando mal y no había llegado nunca al arco de Oviedo en esos 45’ iniciales, de los cuales se habrán jugado realmente unos 20, por las fricciones constantes, los roces, las piernas fuertes y en este último ítem Zurita fue quien se llevó la peor parte con una fractura en el primer artejo (o dedo gordo) del pie izquierdo cuando intentó un despeje y fue trabado por Mauricio Muñoz, debiendo ser retirado en camilla con evidentes muestras de dolor y luego trasladado a un centro asistencial de la ciudad.

EN EL PT LA VISITA ALGO MÁS

Con poco lo complicó al local y dispuso de dos chances de riesgo y ambas a Federico Maiorana como protagonista, a los 29’ haciendo gala de habilidad se fue por la derecha, dejó desairado a Delgado con un freno y posterior enganche, ganó la raya de fondo y mandó un centro preciso al área chica para la entrada de Gómez que se arrojó casi en “palomita” y Londero con unos reflejos bárbaro y con una mano atajó sobre su costado izquierdo. La otra fue a los 37’ con una media vuelta dentro del área y su derechazo se fue junto al palo derecho. Y sobre la hora Acotto lo tomó del hombro a Gamarro dentro de la 18 en un claro penal que fue ignorado por Oliva pese a las protestas y para completarla lo amonestó al 10 visitante.
ADEO solamente tuvo una al principio y una al final más o menos peligrosa, la primera antes del minuto con un disparo de Olmedo bien resuelto por Oviedo y en el descuento con un tiro libre de Zanni (había reemplazado a los 10’ a Zurita), abajo contra un palo que contó con la buena respuesta del arquero visitante.


EN EL ST LOS GOLES

Fue Olmedo quien a los 4’ rompió el cero; picó habilitado e increíblemente libre por la derecha y pisando al área sacó un disparo fuerte que se clavó arriba para el 1 a 0 parcial. No obstante un minuto antes había sufrido tras un centro pasado de Landriel que cabeceó Gómez por el segundo palo y Londero enorme mandó al tiro de esquina.
Inmediatamente después del gol, el Porve se quedó con diez por la expulsión por doble amarilla de Pereyra (fue el único de un partido áspero que bien pudo haber tenido un par más), se desordenó dejando muchos espacios libres y este fue su peor pecado, porque a partir de allí ADEO tuvo un mayor control de pelota y Olmedo comenzó a mover los hilos de su equipo.
Daba la sensación de que cada avance del local podía terminar en gol, debido a que el fondo Rojiverde era una verdadera obra de terror.
Lo tuvo Zanni después de una buena acción personal dejando 2 rivales en el camino y su remate fue tapado por Oviedo con los pies. Otra de Sandoval sin ángulo contra la raya de fondo pegándole con la parte externa del botín derecho con la pelota cruzando todo el arco y perdiéndose cerca del segundo palo.
Y así, los goles que se pierden en un arco se pagan en el otro, el Porvenir en una llegada esporádica arribó a la igualdad sobre los 28’ cuando Londero dio rebote ante un remate de Gamarro y Maiorana que andaba por el área la mandó al fondo de la red y 1 a 1.
ADEO recuperó rápidamente la ventaja, ya que 3’ más tarde, Zanni se fue por la derecha de su ataque y con poco ángulo la puso arriba lejos del alcance de Oviedo para el 2 a 1 en una gran definición del ex Cremería. Este fue un golpe que la visita no supo asimilar y a partir de allí el conjunto de Chiurchiú armó un festival. Llegó el tercero a los 38’, Olmedo giró en el medio escapando de su marca, Esci trepó por derecha, recibió y volvió a jugar con el nº 10 Tricolor que le puso un pase bárbaro a Farías que picaba hacia el área y sin egoísmo le sirvió el gol a Sandoval en la mejor jugada colectiva de la tarde.
El cuarto fue una definición soberbia de Sandoval, ya en el descuento, tocando por arriba desde unos 25 metros para cerrar la goleada y abrochar la clasificación.

Agradecemos a Gustavo Lopez

IMAGENES QUE QUEDARON EN LA HISTORIA