Cronicas del 97

INFORME: Diego Mussetta, periodista deportivo recibido en 1998 en Rosario. Actualmente llevo 10 años como periodista en el diario El Ciudadano de Rosario. Antes, cubrí durante 6 años la Liga Cañarense, con experiencia en diario Estrella de Cañada de Gómez, tres FM de cañada de Gómez, televisión de Cañada de Gómez y 3 años en FM Las Parejas.

Un abrazo a la distancia

Desde Rosario, Diego Mussetta



Otra vez cara a cara, como hace 11 años



El año 1997 es bien recordado por los hinchas de la Avocación Deportiva Everton Olimpia. Fue un año de alegrías y tristezas, un año de mucho sacrificio, de trabajo mancomunado de los dirigentes del club y que finalmente no terminó como cada hincha quería.

El equipo demostró ser el mejor de la temporada en cuanto a lo futbolístico, pero por esas cosas del fútbol se quedó masticando bronca y con las manos vacías. Aquella final contra Cremería, que debió ser definida en un tercer partido en cancha neutral y recién desde los tiros penales, aún queda guardada en las retinas de los nostálgicos y de los más jóvenes. Quizás hoy, 11 años más tarde, los “pibes” que van a la cancha a alentar quizás recuerden poco de ese gran equipo, por eso estas líneas, por eso este recuerdo a la distancia.

En 1997 se cumplían 13 años de aquél último título conseguido por el Portavión en ese inolvidable 1984, cuando el Tricolor arañó la hazaña de trascender fronteras nacionales al caer en la etapa final del Regional.

Por eso, la dirigencia hizo el esfuerzo necesario y apostó bien fuerte. La llegada de Daniel Teglia junto a Roberto Settecasse, dos entrenadores reconocidos a nivel nacional, encendió la ilusión. Y con ellos arribaron caso una veintena de futbolistas de trayectoria.

El torneo Apertura fue para ADEO. El Portavión arrasó en cada cancha donde se presentó y demostró tener el mejor. La frutilla del postre fue el clásico ante Sport de la penúltima fecha. “El clásico del Siglo”, tal como se lo catalogó, fue una fiesta para los hinchas tricolores. El 3-0 inolvidable, ante más de 2.000 hinchas, dejó al equipo en el umbral de la gloria. Y siete días más tarde, en una fresca tarde en Las Parejas, ADEO dio la vuelta olímpica frente a Argentino. Así, el Portavión tenía el derecho a jugar la final de la temporada en caso de que no gane el Clausura.

Precisamente, para el segundo certamen, Teglia perdió varios jugadores importantes, como por ejemplo Diego Montenegro, un goleador de raza que pegaba el salto nacional para vestir la casaca de Colegiales en Primera B (luego, el atacante falleció en 1999 en un terremoto en Colombia junto al también recordado Darío Campagna, ex jugador de ADEO y de Central).

El campeón del Clausura fue Cremería, con un equipo con varias figuras. Por eso, la final que se avecinaba era para “alquilar balcones”.

El primer encuentro se disputó en Carcarañá y fue demasiado aburrido, con más chances de ADEO, aunque el empate final mandaba la definición a Cañada de Gómez. Cientos de hinchas tricolores estuvieron y alentaron en cancha de Cremería.

La lluvia fue la protagonista del segundo encuentro final de la temporada 1997. Fue en el Matadero y ante un marco de público impresionante. Se avecinaba una fiesta, pero al final fue empate. Cremería dio el golpe con un gol del zurdo Teloni, el mismo que hoy juega en la primera del Negro, mientras que Adrián Rógani, de tiro libre, estampó el 1-1 final sobre el cierre del partido y desató el grito de la Nº 5. Así, la definición pasó a un tercer encuentro.

La cita final fue en la ciudad de Armstrong, donde ADEO ocupó el lado local y copó cada rincón del estadio rojinegro. El árbitro fue el internacional rosarino Sergio Pezzotta, y la definición recién llegó en los penales. Y el que festejó en esa tanda fue Cremería, ante la impericia de los jugadores del Porta en algunos de sus remates.

Hoy la historia vuelve a poner a estos dos equipos cara a cara. Hoy ADEO llega entonado y con un gran equipo (no puedo opinar mucho porque hace 10 años que vivo en Rosario). Se viene un partido muy esperado, sin dudas una final anticipada.



ALGUNOS JUGADORES DEL 97

Apelando a la memoria, y pidiendo disculpas por si cometo errores, detallo algunos jugadores de aquél plantel de 1997 que jugó un torneo inolvidable, pero que no pudo dar la vuelta olímpica.

El arquero era Oscar Cacho Coria, los defensores Víctor Atal, el Negro Quiroga, Ariel Celebroni, Darío Drake, Ogger; mediocampistas como Víctor Gutiérrez, Daniel Bernard, Marcelo Quinteros, Gabriel Viglione, Martín Governatori, Adrián Rógani; delanteros como Diego Montenegro, Darío Campagna, Quiroga, Gerardo González y Fabián Victorino.



APOSTILLAS DE LA TEMPORADA 1997



Caravana a Las Parejas

Decenas de vehículos, como autos, chatas, traffics y camiones se dieron cita allá por junio de 1997, cuando ADEO copó Las Parejas en aquél encuentro frente a Argentino. Fueron más de 700 personas en cancha del celeste. Lo mejor fue el regreso, todos en caravana, con la ruta 178 y luego la nacional 9 pintada de rojo, negro y blanco. Y luego el festejo en el centro.



La fiesta en el clásico

El 3-0 fue la frutilla del postre, pero lo mejor de aquél clásico ante Sport se vivió en las tribunas, donde más de 1.700 hinchas alentaron y desataron una verdadera fiesta tricolor. Fue el clásico del siglo en un día inolvidable. Personalmente y por cuestiones de mi trabajo (periodista deportivo) me tocó cubrir el evento, y lo que se vivió fue impresionante. Desde temprano con asado en las instalaciones del club, con ruido de bombos y redoblantes y con una fiesta cuando la Nº 5 ingresó a la cancha. Hubo bombas de estruendo, humo de colores, bandera gigante y miles de papelitos. Inolvidable.

IMAGENES QUE QUEDARON EN LA HISTORIA